Preocupados por los altos índices de criminalidad y la acción de las pandillas conocidas como "maras", la mayoría de los hondureños favorece la implantación de la pena de muerte, según una encuesta divulgada este lunes.

Un 18,1% --el índice más alto de la consulta-- de los hondureños respondió que la delincuencia "es el principal problema que tiene el país" y 52% se manifestó "de acuerdo con la aplicación de la pena de muerte", mientras que 43% se pronunció "en contra".

La encuesta -realizada por LatiNetwork Dichter & Neira y publicada por el diario El Heraldo- fue levantada del 2 al 5 de setiembre con una muestra aleatoria de 1.208 entrevistas a mayores de 18 años, y tiene un margen de error de 2,9%.