El presidente George Bush hará campaña proselitista este lunes en el populoso estado de Michigan, donde se anticipa hablará sobre cuidados de salud, mientras que su oponente en la próxima elección presidencial, el senador John Kerry, hablará en Washington acerca de la delincuencia.

Encuestas de opinión indican que el actual mandatario republicano aventaja a su adversario del Partido Demócrata en asuntos de seguridad, pero no tanto en temas de política nacional.

Bush tiene previsto abordar asuntos relacionados al costo de los cuidados de salud para los estadounidenses durante tres escalas de campaña en Michigan, en donde su partido perdió en los pasados comicios presidenciales.

Kerry revelará un plan para luchar contra el crimen y se anticipa que criticará al presidente Bush por no impedir la expiración de una proscripción de armas de asalto que termina esta medianoche y que ya lleva una década.