Grecia comenzó tres días de duelo nacional hoy lunes por el fallecimiento del patriarca Petros de Alejandría, uno de los líderes de más alta jerarquía de la Iglesia Ortodoxa Griega.

El patriarca, y otras 16 personas, perdieron la vida al accidentarse el sábado pasado en el Mar Egeo el helicóptero que lo transportaba con su comitiva a la comunidad monástica de Monte Athos.

El religioso de 55 años de edad era líder de cientos de miles de fieles griegos ortodoxos en África. El patriarca yacerá de cuerpo presente en Atenas hasta el miércoles, y luego será llevado a Egipto para su entierro.

Se desconoce la causa del accidente. Funcionarios dijeron que un buque de sumergimiento profundo se uniría a la búsqueda de los restos del helicóptero, a una profundidad de más de mil metros en las aguas cercanas a la costa del Monte Athos.