La popularidad del presidente peruano, Alejandro Toledo, subió ligeramente en septiembre impulsada por las buenas noticias en el ámbito económico local pese a las denuncias de corrupción contra su entorno, dijo el domingo una encuestadora.

La aprobación de Toledo es de 14% desde el 12% que registró en agosto; mientras que su gobierno es aceptado por el mismo porcentaje de peruanos desde el 11% del mes pasado, según un sondeo realizado el jueves y el viernes en Lima por la encuestadora Apoyo Opinión y Mercado.

Apoyo explicó que la mejora de la popularidad de Toledo se debió a la exitosa subasta del proyecto de cobre Las Bambas y a la puesta en marcha, después de 20 años de su hallazgo, del megaproyecto de gas Camisea.