El ministro de Relaciones Exteriores de Darfur rechazó las acusaciones de Estados Unidos respecto a que en la región de Darfur se está cometiendo genocidio.

El canciller Mustafa Oman Ismail declaró hoy viernes a los medios de prensa, mientras viajaba a Corea del Sur, que el gobierno de Bush formuló la afirmación en momentos de campaña electoral para desviar la atención del pueblo alejándolo del tema de la guerra en Irak.

El presidente Bush se mostró fuertemente impactado ayer por la violencia en Darfur.

El mandatario y el secretario de Estado Colin Powel calificaron la situación como genocidio.

Powell dijo que el gobierno de Sudán y la milicia a favor del gobierno son responsables de los asesinatos, violaciones y otros asaltos cometidos contra los africanos negros en Darfur.

En otras noticias, las conversaciones de paz entre el gobierno de Sudán y los rebeldes de Darfur se suspendieron hasta el martes. Las pláticas en Nigeria se estancaron en torno a los temas de seguridad.