Las operaciones militares estadounidenses continúan en dos ciudades iraquíes que son bastiones de insurgentes y combatientes militares.

Testigos informaron esta madrugada que aviones estadounidenses bombardearon presuntos blancos insurgentes en Faluya. Por lo menos un hombre murió.

En Tal Afar, un vocero militar norteamericano informó que continúa una ofensiva para eliminar a terroristas extranjeros que han ingresado a Irak desde Siria.

En la ciudad sagrada chiíta de Nayaf, cientos de residentes manifestaron contra el clérigo radical chiíta Moqtada al Sadr. Ellos exigen que al-Sadr y su milicia abandonen la ciudad, que estuvo sitiada durante tres semanas el mes pasado durante una revuelta liderada por el clérigo.

En Bagdad, el Ministerio de Relaciones Exteriores libanés dijo que dos de sus ciudadanos fueron encontrados muertos acribillados a balazos bajo circunstancias misteriosas.