El presidente de Rusia, Vladimir Putin, aprobó la formación de una comisión parlamentaria para investigar la toma de la escuela en el sur de Rusia que costó la vida de más de 330 rehenes.

El líder ruso se reunió hoy con el presidente de la Cámara Alta del Parlamento, el Consejo de la Federación Rusa, Sergey Mironov, y prometió cooperación total del gobierno. La cámara se reunirá en sesión especial el próximo 20 de septiembre para establecer el cuerpo investigativo.

Los Servicios de Seguridad de Rusia han sido criticados por el asalto a la escuela, el cual culminó con cientos de muertos o desaparecidos, muchos de ellos niños.

El ministro de Defensa, Sergei Ivanov dijo ayer que la realización de operaciones preventivas fuera de Rusia se justifica por la prevención de futuros ataques, porque, dijo textualmente, la guerra fue declarada al pueblo ruso.