Los precios que pagan los agricultores, las fábricas y las refinerías estadounidenses bajaron una décima de un uno por ciento en agosto pasado.

La declinación en el índice de Precios del Productor ocurre cuando el costo de la energía disminuyó y los costos de los alimentos y vehículos se redujeron.

Analistas dijeron que el informe de hoy viernes del Departamento del Trabajo muestra que presiones inflacionarias han aliviado en la economía más grande del mundo.