El déficit comercial de Estados Unidos bajó en 8,9% en julio tras alcanzar un nuevo récord el mes anterior.

Sin embargo, el informe entregado hoy viernes por el Departamento del Trabajo indica que la brecha entre lo que los estadounidenses compran y lo que venden en el extranjero aún no supera los 50 mil millones para el mes.

Cerca de un tercio de ese déficit comercial se registró con China. La brecha de 14 mil 900 millones de dólares con China es un récord que según los analistas probablemente intensifique las tensiones comerciales entre Washington y Beijing.

Grupos empresariales, sindicatos y agricultores estadounidenses recientemente renovaron sus críticas a las políticas de intercambio de China, instando al gobierno de Bush a adoptar acciones.

Los críticos alegan que el gobierno de Beijing manipula el valor de su moneda para dar a los exportadores chinos una ventaja de precio injusta en los mercados mundiales.