El secretario de Estado de Estados Unidos, Colin Powell, describió como un genocidio la situación de Darfur, en la región occidental de Sudán.

La declaración podría incrementar el compromiso estadounidense para detener la violencia en esa región.

Powell dijo a un panel del Senado, este jueves, que el gobierno de Sudán y las milicias árabes pro-gubernamentales son las responsables del genocidio contra los pobladores negros de Darfur.

También el secretario de Estado dijo que las atrocidad estaban ocurriendo en la región aunque el gobierno de Sudán se comprometió a desarmar a las milicias árabes y a proteger a los civiles.

Powell se reunió con el Comité de Relaciones Exteriores del Senado para presentar los resultados de la investigación del Departamentode Estado respecto de la crisis.