Importantes funcionarios de desarme nuclear del Grupo de las Ocho naciones industrializadas están en Ginebra para reuniones que se centrarán en las ambiciones nucleares de Irán.

La sesión del G-8 tiene lugar cuando diplomáticos de Estados Unidos buscan sanciones de las Naciones Unidas contra Irán, a menos que renuncie a sus esfuerzos de enriquecimiento de uranio que Washington dice están destinados al desarrollo de armas nucleares. Theerán dice que sus intenciones nucleares son pacíficas.

El vicesecretario de Estado norteamericano, John Bolton, es el anfitrión de la sesión de dos días con sus homólogos de Rusia, Gran Bretaña, Canadá, Francia, Alemania, Italia y Japón.

Estados Unidos quiere que el Organismo Internacional de Energía Atómica declare a Irán en violación del Tratado de No Proliferación Nuclear. El OIEA se reúne el lunes en Viena.