Una coalición de conglomerados de negocios estadounidenses afirmaron que pedirán hoy a la Administración Bush que inicie una investigación sobre la valoración de la moneda China.

La coalición sostiene que presentó la queja para determinar si el gobierno de Beijing está manipulando su moneda para obtener una ventaja comercial. Una vez que la queja sea presentada, el gobierno estadounidense tendrá 45 días para decidir si inicia o no una investigación.

China ha fijado el valor de su moneda, el yuan, en unas 8,28 unidades por dólar estadounidense durante la última década, manteniendo su fluctuación por debajo del uno por ciento.

Estados Unidos y otras naciones han criticado a China, señalando que su moneda está tasada por debajo de su precio real. El Banco Central de China sostiene que mantendrá el yuan en un “nivel equilibrado”.