La compañía Delta Airlines, con sede en Estados Unidos, afirmó que eliminará cerca del 10% de su fuerza laboral o siete mil empleos durante el próximo año y medio.

La línea aérea señaló que también reducirá los gastos y beneficios a otros empleados.

Delta busca hacerse más eficiente mediante la consolidación de operaciones en menos aeropuertos y reduciendo el número de los diferentes tipos de aviones que usa.

Un comunicado de la empresa señala que sin las gestiones de fuerte reducción de costos, “la bancarrota es una posibilidad real”.

Delta es la segunda mayor aerolínea que anuncia despidos esta semana. Funcionarios de la línea aérea italiana Alitalia dijeron el lunes que eliminarán 5 mil empleos en un esfuerzo por evitar el colapso financiero.

Según analistas, las empresas aéreas más antiguas han sido fuertemente afectadas por el enorme aumento de los precios de combustibles y por la intensa competencia con compañías más nuevas y de bajos costos.