Intensos enfrentamientos entre fuerzas estadounidenses y extremistas chiítas en el barrio de Sadr City en Bagdad causaron la muerte de por lo menos un soldado estadounidense y más de 30 iraquíes.

Militares estadounidenses indicaron que los enfrentamientos ocurrieron el lunes cuando tropas estadounidenses que efectuaban patrullajes de rutina fueron atacadas. Informes indican que los combates continúan hoy martes.

También en Bagdad, el gobernador de la ciudad escapó a un aparente intento de asesinato, cuando explotó una bomba a orillas de una ruta y hombres armados dispararon contra su vehículo.

Previamente, el ejército estadounidense informó que tres soldados resultaron muertos el lunes, en explosiones camineras separadas, en el área de Bagdad.

En otra región, siete infantes de marina y tres guardias nacionales iraquíes murieron el lunes cuando estalló una bomba en un camino por donde circulaba una caravana de la coalición, en las afueras de Fallujah, al oeste de la capital.