El presidente ruso Vladimir Putin rechazó dialogar con líderes separatistas chechenios, tras el mortal ataque a una escuela en el sur de Rusia. Putin dijo el lunes que un diálogo con ellos sería como negociar con Osama bin Laden.

El mandatario ruso también acusó a Occidente de aplicar un doble estándar en la lucha contra el terrorismo. El mandatario descartó además una investigación pública del ataque en Béslan, en el que murieron 338 personas.

En toda Rusia decenas de miles de personas protestaron hoy contra el terrorismo. Entretanto, Béslan continúa enterrando sus muertos mientras la nación guarda un segundo día de duelo por el ataque.

El miércoles, más de 30 militantes que exigen la independencia de Chechenia, tomaron en rehenes a más de mil personas en una escuela de Béslan. La toma del edificio terminó violentamente el viernes, después que se escucharon explosiones dentro.

El caos se desató cuando los rehenes trataban de escapar al tiempo que las fuerzas rusas atacaban la instalación.