Residentes del noroeste de Florida se preparan para soportar mal tiempo, a medida que la tormenta tropical Frances se acerca lentamente desde el Golfo de México, después de haber azotado la parte central del estado, donde dejó un sendero de destrucción.

Se emitió una alerta de huracán para la costa noroccidental de Florida, donde se anticipa que Frances tenga una segunda embestida en ese estado. El centro Nacional de Huracanes advirtió que Frances, que ahora tiene vientos de más de 100 kilómetros por hora, podría volver a intensificar a fuerza de huracán.

El huracán Frances azotó en centro de Florida el domingo dejando a su paso 33 centímetros de lluvia, comunidades inundadas, carreteras destruidas y cinco millones de personas sin electricidad. Se informó de la muerte de al menos una persona. El toque de queda continúa en efecto en muchas zonas para evitar saqueos.

El huracán prácticamente clausuró ese estado del sureste de Estados Unidos en lo que generalmente es un agitado fin de semana con motivo del Día del Trabajo.

Los residentes de Florida también se mantienen en alerta por otra gran tormenta, el huracán Iván, el cual está aumentando fuerza y velocidad en el Océano Atlántico. Iván es el quinto huracán de la temporada y actualmente está ubicado mil 300 kilómetros al este de Barbados. Los meteorólogos dijeron que es muy pronto para poder decir si el fenómeno afectará a Estados Unidos.