Residentes del oeste de Japón están bajo alerta de réplicas después que dos fuertes terremotos estremecieran ayer el área, dejando 38 personas lesionadas y causando olas menores de tsunami.

Los dos temblores, el primero de magnitud 6,9 seguido de otro cinco horas más tarde de magnitud 7,3 fueron los más fuertes en la escasamente poblada área del suroeste de la prefectura de Wakayama, 450 kilómetros al oeste de Tokyo. Los sismólogos alertaron hoy lunes de una serie de movimientos telúricos de magnitud 5 que podrían ocurrir y continuar por los próximos 10 días.

Tsunamis con olas de mas de 90 centímetros podrían afectar algunas áreas pero sin causar daños mayores.

La División Sismológica de la Agencia Meteorológica de Japón, dio a conoce que está analizando si los dos temblores registrados estaban relacionados.