La embajada de Estados Unidos en Malasia abrió nuevamente sus puertas este viernes para atender los negocios, un día después que el consulado recibiera un sobre conteniendo un polvo blanco sospechoso.

La sede diplomática estuvo cerrada el martes por el referido incidente y por lo menos un miembro del equipo de la misión diplomática fue puesto en cuarentena, pero un vocero de la Embajada dijo que posteriormente los análisis demostraron que el polvo no era tóxico.

La embajada en Kuala Lumpur recibió una carta similar, conteniendo un polvo y un mensaje amenazante dos semanas atrás. La policía dijo que la carta era una broma de mal gusto.