Funcionarios franceses afirmaron que los secuestradores que capturaron a dos periodistas franceses en Iraq entregaron a los cautivos a un grupo musulmán sunita de oposición, partidario de liberar a los rehenes.

El ministro de Relaciones Exteriores francés, Michel Bariner, declaró el jueves a los medios de prensa en Jordania que según entiende, los periodistas están “bien de salud y están siendo bien tratados”.

Los militantes habían amenazado con asesinar a los periodistas, si Francia no revocaba la norma que prohíbe el uso de pañuelos musulmanes en los colegios públicos. La ley no fue eliminada y entró en vigencia ayer.

En otras noticias, militantes en Iraq, conectados con el buscado terrorista Abu Musab Al-Zarqawi afirmaron que dieron muerte a tres conductores de camiones turcos. La policía iraquí informó que encontraron los cuerpos de las víctimas el jueves, a orillas de una carretera cerca de Samara, al norte de Bagdad.