El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó de un préstamo de tres millones de dólares destinado a un proyecto de cooperación técnica para aumentar la eficiencia de la administración de edificios públicos en Chile.

El proyecto contempla el diseño e implementación de mecanismos para establecer incentivos para que las agencias del gobierno central hagan un uso más efectivo de los edificios del gobierno.