Un juez estadounidense analiza evidencias que podrían probar que el ya fallecido fundador del partido gobernante de El Salvador, de derecha, fue responsable del asesinato del arzobispo Oscar Romero, dijo ayer una destacada defensora de los derechos humanos.

María Julia Hernández, jefa de la Oficina de Derechos Humanos de la Iglesia Católica de El Salvador, dijo que se presentaron pruebas y testimonios que sustentan esta hipótesis en un juicio que lleva un tribunal de Fresno, California, contra el capitán retirado Álvaro Saravia, acusado de participar en el asesinato.

Saravia, quien reside en Estados Unidos desde hace unos 20 años, fue un importante colaborador de Daubuisson.

El arzobispo Romero, quien fue un duro crítico de la represión lanzada contra activistas de izquierda, fue asesinado de un certero disparo al corazón en 1980, cuando oficiaba una misa en una pequeña capilla.

El mayor retirado Roberto D'aubuisson, es fundador del partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), en el poder desde 1989 y se lo considera iniciador de los escuadrones de la muerte.