Informes de prensa de Rusia dicen que ocho personas han muerto durante el ataque a una escuela en el sur de Rusia que ahora se ha convertido en una crisis de rehenes.

Un comando armado atacó la escuela en el pueblo de Beslan en Ossetia del Norte durante el primer día de clases.

Informes manifeiestan que los atacantes portan cinturones con explosivos y mantienen retenidos a más de 400 personas, incluidos por lo menos 132 niños. Las autoridades afirmaron que los atacantes amenazaron con matar 50 niños por cada uno de ellos que resulte muerto, y 20 niños por cada herido.

Los informes expresan que los secuestradores exigen que Rusia libere a algunos rebeldes. Y las autoridades dijeron que los insurgentes han amenazado con volar la escuela si la policía intenta entrar por la fuerza.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, se reunió con altos oficiales de seguridad al regresar a Moscú desde el centro turístico Sochi en el Mar Negro, para tratar de resolver la crisis.

Ossetia del Norte tiene fronteras con la república de Chechenia que está en guerra.