Una corte federal de apelaciones resolvió que una ley estatal del estado de Pensilvania que hubiese exigido a los escolares recitar la Promesa a la Bandera es inconstitucional.

El tribunal resolvió unánimemente el jueves que la ley viola el derecho a la libertad de expresión de los estudiantes y el derecho de los colegios privados a la denominada “libertad de asociación expresiva”.

La normativa, que debía haber entrado en vigor el año pasado, permitía a los colegios eliminar la promesa a la bandera por razones religiosas pero nó por razones seculares.

Sin embargo, requería notificar a los padres en los casos de estudiantes que declinaran pronunciar la promesa por razones religiosas o basadas en convicciones personales.

El año 2003, la corte de apelaciones sostuvo el dictamen de un juez respecto a que la amenaza de notificación a los padres era coercitiva y violaba el derecho de los estudiantes a la libre expresión.