Un sirio y un argelino fueron detenidos el viernes en Valencia, España, en conexión con los atentados del 11 de marzo en Madrid, según anunció el ministerio español del Interior.

El argelino Abdelkrim Beghadali, de 41 años, y el sirio Safwan Sabagh, de la misma edad, fueron identificados gracias a las huellas dactilares detectadas en un libro encontrado en el apartamento de Leganés, en las afueras de Madrid, donde siete presuntos responsables de los atentados se inmolaron con explosivos el pasado tres de abril, según un comunicado del Ministerio del Interior.

Las fuentes indicaron que también fueron hallados números telefónicos de Sabagh en un vehículo utilizado por los terroristas el 11 de marzo y encontrado en Leganés.