Hay informes contradictorios respecto a si la policía iraquí o los militantes chiítas mantienen control de la mezquita imán Alí en la ciudad de Nayaf.

El Ministerio del Interior iraquí afirmó que la policía y las autoridades religiosas chiítas ingresaron a la mezquita y unos 500 milicianos, pobremente armados se rindieron, dejando a las autoridades en control de la ciudad sagrada.

Pero un alto asesor del clérigo radical chiíta Moqtada al-Sadr y algunos periodistas en el lugar afirmaron que la milicia aún se mantiene oculta en la mezquita y que ésta sigue bajo su control. Se desconoce el paradero del clérigo chiíta.

Previamente, aceptó ceder la responsabilidad de la mezquita a las autoridades religiosas locales conectadas al gran ayatolá Ali al-Sistani.

El Ministerio de Salud iraquí indicó que 77 iraquíes murieron y otros 70 resultaron heridos en las últimas 24 horas debido a los enfrentamientos en Nayaf.