Autoridades de Defensa de Estados Unidos y Corea del Sur no lograron concretar un acuerdo sobre un programa para la planeada reducción las fuerzas estadounidenses en la península coreana.

Los aliados concluyeron sus conversaciones este viernes sin poder tomar una decisión respecto de la solicitud de Corea del Sur para que Estados Unidos retrase su planeada reducción de tropas que se anunció para el año próximo.

El gobierno de Washington anunció planes para retirar un tercio de sus 37 mil 500 soldados de Corea del Sur para fines de 2005.

Autoridades estadounidenses insistieron en que la reducción de las tropas no disminuirá la capacidad contra una agresión de Corea del Norte, y el presidente surcoreano Roh Moo-hyun expresó este viernes su confianza sobre la seguridad de su país.

Las conversaciones en Seúl se produjeron después que el presidente Bush anunciara esta semana que retiraría más de 70 mil efectivos militares de sus bases en Europa y Asia.