Un experto en ética de la salud afirmó que personal médico estadounidense colaboró con los interrogadores en el abuso de prisioneros en Iraq, Afganistán y la Bahía de Guantánamo, en Cuba, una acusación que el Pentágono rechaza.

En un artículo publicado hoy, viernes, en la revista médica “Lancet”, el Dr. Steven Miles, de la Universidad de Minnesota, sostiene que parte del personal médico militar no cumplió con proporcionar los cuidados adecuados a los detenidos que fueron sometidos a abusos, y falsificó los certificados de defunción de algunos prisioneros que murieron por haber sido maltratados.

El Pentágono afirmó que no hay evidencia de que personal médico militar estadounidense haya colaborado en los abusos, no haya tratado a quienes fueron objeto de ellos o haya falsificado documentos.

El Pentágono destacó que el Dr. Miles basó sus acusaciones en informes de prensa y partes de testimonios ante el Congreso y nó en información de primera mano.