El Salvador envió hoy jueves un nuevo contingente de soldados a Irak para que se unan a la coalición liderada por Estados Unidos, a pesar de las repetidas amenazas de extremistas islámicos, quienes afirmaron que atacarían al país latinoamericano en venganza.

El general del ejército, Carlos Soto, dijo que 150 soldados partieron esta mañana desde una base aérea militar ubicada al sur de la capital San Salvador, para cumplir una misión de seis meses en Irak.

Otros 230 efectivos militares serán emplazados entre el viernes y el domingo.

El Salvador se unió a la coalición en Irak el año pasado y éste es el tercer contingente que envía a la guerra. El grupo reemplazará a 380 hombres que pronto regresarán a sus hogares.