La selección de Haití cayó ayer 6-0 ante astros del fútbol brasileño en Puerto Príncipe, pero los haitianos se mostraron encantados de poder ver a sus ídolos, que llevaron a la empobrecida nación caribeña un mensaje de paz y reconciliación.

Los presidentes de Brasil y Uruguay, Luis Inacio Lula da Silva y Jorge Batlle, se hicieron presentes en el estadio, y el secretario general de la ONU, Kofi Annan, envió un mensaje especial para este encuentro "por la paz" promovido por el mandatario brasileño, según informó la agencia informativa France Press.

Pero, lo más importante para miles de haitianos que se volcaron a las calles de la capital era ver a sus ídolos: Ronaldo, Ronaldinho y Roberto Carlos.

Los astros del deporte internacional interrumpieron sus preparativos para la nueva temporada europea de modo de participar en el encuentro. Los haitianos adoran el fútbol e idolatran a los futbolistas brasileños.