El gobierno de Irán dice estar profundamente preocupado por la presencia militar estadounidense en Irak y Afganistán y advirtió que algunos de sus generales creen que podrían recurrir a un ataque preventivo contra las fuerzas estadounidenses e israelíes si sienten que existe una amenaza inminente.

EL ministro de Defensa iraní, Alí Shamkhani, dijo al canal de televisión árabe, al-Jazeera, que el gobierno de Teherán no se quedará de manos cruzadas si cree que las fuerzas estadounidenses e israelíes preparan un ataque en su contra.

Las declaraciones tienen lugar en medio de crecientes tensiones entre Estados Unidos e Irán por un naciente programa nuclear iraní.

Teherán afirma que su primera planta de energía nuclear es para generar electricidad, pero la Administración Bush sospecha que Irán está secretamente desarrollando armas nucleares e Israel ha dicho que no lo permitirá.

Un general iraní dijo el martes pasado que Irán destruiría el reactor nuclear Dimona de Israel, si el estado judío atacara las instalaciones atómicas iraníes.