El presidente George Bush renovó la autorización estadounidense de un programa para asistir a Colombia en las gestiones para forzar el aterrizaje de aviones que presuntamente transportan narcóticos.

Una declaración emitida este martes por la Casa Blanca indica que el mandatario determinó que Colombia ha puesto en vigor procedimientos apropiados para evitar la pérdida de vidas inocentes.

El plan fue suspendido en Colombia y el vecino Perú en 2001.

La medida fue adoptada después que un avión caza peruano derribara, por error, una aeronave que transportaba a misioneros estadounidenses, causando la muerte de una mujer norteamericana y su hija.