Ocho sospechosos de terrorismo acusados de conspiración para cometer asesinato y otras ofensas relacionadas con terrorismo, se presentaron en un tribunal de Londres.

El magistrado británico que preside la corte, ordenó hoy que los encausados sean mantenidos en custodia hasta que se presenten nuevamente al tribunal la semana próxima.

Uno de los sospechosos, Dhiren Barot, está acusado de poseer documentos de vigilancia de importantes edificios del sector financiero de Washington, Nueva York y Nueva Jersey.

La policía cree que Barot podría ser el agente de al-Kaida conocido como Abu Eisa al-Hindi. Otro de los procesados también tenía archivos de vigilancia de un edificio de Nueva Jersey.

Un noveno individuo, detenido por posesión ilegal de un arma de fuego, no enfrenta cargos de terrorismo y fue dejado en libertad bajo fianza.

Los arrestos presuntamente están vinculados a información obtenida durante una detención en Pakistán, que llevó a las autoridades estadounidenses a elevar el nivel de la amenaza terrorista en Nueva York y Washington.