El ministro de Relaciones Exteriores de Australia, Alexander Downer, partió hoy de Pyongyang, después de tratar de persuadir al gobierno de Corea del Norte que abandone su programa nuclear.

Downer se mostró optimista tras dos días de conversaciones con su homólogo, Paek Nam Sun, y otras autoridades.

En declaraciones a los medios de prensa dijo que su visita fue productiva, pese a que resolver el asunto nuclear norcoreano es un esfuerzo a largo plazo.

Corea del Norte no ha dado señales de estar dispuesta a poner fin a su programa de armas de fisión. Tampoco ha indicado si participará en una cuarta ronda de conversaciones multinacionales para resolver la crisis.

China cree que los norcoreanos asistirán al encuentro, y exhortó a las demás naciones involucradas a tener calma y ser flexibles para superar las diferencias.