Residentes de la playa de Fort Myers y tres islas costeras de Florida regresarán hoy a sus casas, cinco días después de que el huracán Charley golpeara su estado.

Muchos residentes de las islas verán por primera vez sus casas, y la destrucción que dejó Charley.

Las autoridades no les habían permitido regresar hasta que se hubieran despejado algunos escombros y se hubieran restaurado los servicios de agua y cloacas.

Funcionarios federales y estatales dijeron que el huracán causó 19 muertes y 11 mil millones de dólares en daños, incluyendo la destrucción general de la industria cítrica y agrícola del estado. La tormenta obligó a miles de personas a huir de sus hogares.

El secretario de Seguridad del Territorio Nacional de Estados Unidos, Tom Ridge, visitó Florida para estimar los daños. Dijo que unas 640 mil personas continuaban sin electricidad en la zona.

El fiscal general de Florida dijo que dos juicios civiles han sido presentados contra hoteles de ese estado por abuso de precios, cuando los residentes buscaban albergue provisional.