El gobierno cubano acusó el sábado a Panamá de tener planes para excarcelar o indultar a un grupo de activistas anticastristas, liderados por Luis Posada Carriles, condenados por conspirar para asesinar con explosivos al presidente Fidel Castro en el año 2000.

Un comunicado difundido por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba acusó directamente a la presidenta de Panamá, Mireya Moscoso, de haberse comprometido a liberar a los condenados antes del fin de su mandato.

Más aún, precisa, que la excarcelación se produciría entre el 15 y el 30 de agosto.