El presidente George Bush anunció planes para la mayor redistribución de fuerzas estadounidenses en los últimos cincuenta años.

Al repecto el madatario dijo esta mañana: “De modo que hoy, anuncio un nuevo plan para redistribuir las fuerzas armadas norteamericanas. A lo largo de la próxima década emplazaremos una fuerza más ágil y flexible, lo que significa que nuestras tropas estarán ubicadas y serán enviadas a otros países desde el territorio estadounidense.”

El mandatario indicó que aproximadamente 60 a 70 mil soldados, actualmente destacados en el extranjero volverán al país cuando señaló¨: “Pese a que todavía tendremos una significativa presencia en el extranjero con el plan que estoy anunciando hoy, en los próximos 10 años, traeremos de regreso al país a unos 60 a 70 mil soldados y cerca de 100 mil familiares y empleados civiles.”

Bush agregó que la redistribución de soldados tiene por objeto permitir que las fuerzas estadounidenses puedan hacer frente a las amenazas del Siglo 21, entre otras el terrorismo.

El mandatario norteamericano dio a conocer el plan este lunes en Ohio, durante un discurso ante veteranos estadounidenses de guerras extranjeras.