El número de víctimas fatales tras el paso del huracán Charley por el sur de la Florida se elevó el domingo a 16, al tiempo que el presidente de Estados Unidos, George Bush, recorrió la zona y dijo a los residentes que la ayuda federal está en camino para mejorar su situación.

Charley, el más poderoso huracán que haya sacudido al estado en 12 años, azotó toda su furia el viernes con vientos de hasta 233 kilómetros por hora.

Mientras los socorristas seguían buscando víctimas en las ciudades arrasadas y miles de personas estaban sin hogar, servicios de emergencia confirmaron que Charley causó 16 muertes a su paso por Florida, así como infinidad de daños materiales que podrían sumar miles de millones de dólares.

La potente fuerza destructiva del huracán dejó daños en el sur de la Florida estimados en 15 mil millones de dólares según datos preliminares difundidos el domingo por la división de Florida de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias.

Un portavoz de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA por sus siglas en inglés), dijo que el gobernador del estado, Jeb Bush, al conocer la cifra, dijo que la misma es preliminar y advirtió que ésta podía cambiar.-