Está previsto que el presidente Bush anuncie hoy el más grande re-alineamiento de tropas estadounidenses en el extranjero desde la Segunda Guerra Mundial.

Fuentes de la Administración dijeron que Bush presentará el plan durante un discurso que pronunciará ante una reunión de veteranos estadounidenses de guerras en el exterior, en el estado de Ohio.

El Departamento de Defensa señaló que el re-despliegue está destinado a posicionar a las fuerzas militares estadounidenses para luchar más efectivamente contra el terrorismo, y que su implementación llevará de cinco a seis años.

Fuentes del Pentágono afirmaron que la reorganización significará grandes cambios en acuerdos de larga data con aliados extranjeros y es probable que resulte en una mayor presencia de tropas estadounidenses en suelo norteamericano.

Unos 70 mil efectivos castrenses serían retirados de Europa y Asia, dos regiones en que Estados unidos ha mantenido una importante presencia militar desde el fin de la segunda guerra mundial.