El Vaticano ofreció mediar en las gestiones que se hacen para poner fin a la lucha en la ciudad iraquí de Nayaf entre partidarios del clérigo chiíta radical, Moqtada al Sadr, y tropas estadounidenses e iraquíes.

El cardenal Ángelo Sodano declaró hoy en la radio pública italiana que si se lo pedían, el papa Juan Pablo II gustosamente aceptaría participar como mediador.

El prelado agregó que la Santa sede pide que se respete la naturaleza sagrada de Nayaf, donde está ubicada una mezquita chiíta.