El vicegobernador de la ciudad iraquí de Nasiriya informó que un periodista francoestadounidense fue secuestrado.

Trascendió que el profesional, cuya identidad no fue dada a conocer, efectuaba un reportaje sobre sitios arqueológicos del área cuando fue secuestrado.

Hay datos contradictorios respecto al momento exacto de su secuestro y se desconoce quiénes son los responsables del mismo.

Por otra parte, la organización defensora de los derechos de los medios de comunicación Reporteros Sin Fronteras condenó al gobierno interino de Irak por expulsar a los periodistas de la ciudad de Nayaf, donde fuerzas estadounidenses e iraquíes han estado luchando contra insurgentes.

En una declaración, el grupo con sede en París calificó la medida como "un apagón informativo" y "algo sin precedentes" en Irak.

La policía iraquí ordenó ayer la salida de los reporteros de Nayaf, horas antes de que volviera a comenzar la lucha.