El presidente Bush dijo que no lamenta su decisión de ir a la guerra en Irak.

El mandatario señaló en una entrevista con CNN trasmitida el jueves que cuando Estados Unidos fue al conflicto armado con Irak el año pasado estaba claro que “la diplomacia había fracasado”.

Bush manifestó que las tropas estadounidenses y de los países de la coalición están en Irak a petición del gobierno interino de Bagdad, y no se quedarán mas del tiempo que sea necesario.

El mandatario rehusó afirmar cuándo los soldados estadounidenses regresarán a casa. Durante la entrevista, el presidente y la primera dama Laura Bush dijeron que se han reunidos con las familias de algunos de los norteamericanos que han muerto en Irak, pero esas reuniones no se han dado a conocer al público.