El déficit comercial de Estados Unidos alcanzó un récord de 55 mil 800 millones de dólares en junio. Se trata de un aumento de ocho mil millones, en comparación con el mes anterior.

El informe emitido hoy viernes por el Departamento de Comercio señala que el aumento en los precios de los combustibles ayudaron a elevar el costo de las importaciones a niveles sin precedentes.

Las mismas cifras muestran que la demanda bajó en el exterior, afectando negativamente las exportaciones estadounidenses. Poco después de conocida la noticia, el precio del dólar bajó en relación al euro.

Un informe separado entregado hoy muestra una inflación relativamente leve en la economía estadounidense.

El Departamento del Trabajo informó que una gran baja en los precios de los alimentos compensó los incrementos en la cotización de los energéticos.

Las cifras del viernes muestran un aumento de sólo 0,1% en los precios pagados a los fabricantes, agricultores y otros sectores productivos.