El presidente de Sudán, Omar Hassan al-Bashir, acusó a Estados Unidos y Europa de explotar la situación en la región de Darfur, y dijo que poco les interesa el bienestar de las personas que viven allí.

Bashir dijo en una entrevista con un periódico libanés, al-Mustaqbal, que Sudán es víctima de una campaña de los medios de comunicación que busca "distraer la atención de la violencia en Irak y los territorios palestinos".

Agregó que los medios globales y organizaciones internacionales han exagerado la situación en Darfur.

Un vocero del Departamento de Estado, Adam Ereli, declaró ayer que Estados Unidos recibe su información sobre Darfur de observadores de la Unión Africana que están en el sitio, además de trabajadores asistenciales y recursos estadounidenses.

Todos ellos, dijo, reportan problemas humanitarios y de seguridad significativos en esa región.