La Cámara de Representantes de Argentina aprobó enjuiciar políticamente al juez de la Corte Suprema de Justicia Adolfo Vázquez. La votación se realizó esta madrugada.

Vázquez es acusado de incompetencia en el cumplimiento de sus funciones.

El senado argentino decidirá ahora si el magistrado, nombrado por el presidente Carlos Menem, debe ser destituído del cargo.

Si el Senado decide su destitución, Vázquez será el cuarto juez del máximo tribunal nombrado por Menem, que dejaría el cargo desde que el presidente Nestor Kirchner asumió el mando en mayo de 2003.

Vázquez calificó hoy la decisión de “ideológica” y dijo que la rama legislativa quiere una corte sumisa, se negó a renunciar y dijo que permanecerá en el cargo hasta el fin.