El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas dio a conocer que se le concedió acceso total a las zonas rebeldes en la región de Darfur, en el occidente de Sudán.

El PMA informó que ahora puede atender las necesidades de decenas de miles de refugiados y prevé llegar a dos millones de personas necesitadas para fines de octubre.

El trato con dos grupos insurgentes de Darfur, Movimiento liberación del Sudán y Movimiento de Justicia e Igualdad ayudará a apresurar la entrega de alimentos a pesar de las fuertes lluvias y la inseguridad de la región.

El enviado de la ONU a Sudán señaló que las enfermedades en Darfur están matando a mas gente que la violencia que los obligó a huir de sus casas.

Agregó que la temporada de lluvias está complicando las gestiones para controlar el brote de males como diarrea.

Las Naciones Unidas calculan que más un millón de personas han sido desplazadas y 50 mil han muerto en 18 meses de conflicto.