Un alto funcionario de la organización de las Naciones Unidas acusó tanto a Israel como a la Autoridad Nacional Palestina de incumplimiento de la obligación internacional de proteger a civiles de la violencia.

El subsecretario general para asuntos políticos de ese organismo, Kieran Prendergast, dijo que la Autoridad Nacional Palestina no ha emprendido en serio reformas o esfuerzos para detener los ataques terroristas que originan en las áreas bajo su control.

Criticó a Israel por su actividad de asentamientos en los territorios ocupados, y agregó que las autoridades israelíes tienen la obligación de proteger la vida de los palestinos y no destruir la propiedad.

El funcionario de la ONU culpó a ambas partes por la falta de progresos hacia la reactivación del proceso de paz. Dijo que el plan de paz conocido como "mapa de ruta", que cuenta con respaldo internacional, es la única forma realista de salir de lo que describió como actual situación sin esperanza.