La Unión Europea asignó mil 600 millones de dólares para palestinos cuyos hogares fueron demolidos por el ejército israelí en la franja de Gaza.

El Comisionado de Asistencia Humanitaria de la UE, Poul Nielson, dijo que los fondos no absuelven a Israel de su responsabilidad de acatar las leyes humanitarias internacionales. Igualmente, acusó a Israel de apatía temeraria por las vidas civiles.

Miles de hogares fueron destruidos o dañados durante las operaciones militares israelíes en el pueblo de Rafah, en Gaza, durante mayo y junio.

El dinero será utilizado para reparar viviendas, reemplazar utensilios domésticos, proporcionar infraestructura de aguas y construir dos escuelas.

La ayuda será distribuida por el Organismo de Asistencia y Obras para Refugiados Palestinos de Naciones Unidas.