El Banco Central de Japón aprobó mantener su política monetaria calmada y sin cambios.

Analistas opinaron hoy que la decisión unánime de la directiva del banco japonés era muy esperada.

El Banco de Japón comunicó que mantendrá como objetivo su actual volumen de cuenta de depósitos en alrededor de 300 millones de dólares.

El Banco Central había cambiado su política en enero de este año.