Brasil comunicó que aumentó sus patrullajes fronterizas para combatir el contrabando y el narcotráfico en su región fronteriza con Argentina y Paraguay.

Autoridades de la policía brasileña dijeron el lunes que están usando barcos acorazados con ametralladoras para detener a los contrabandistas.

También planean comenzar a usar aviones y construir un nuevo cuartel policial.

El área de triple frontera incluye un lago artificial y una extensa población árabe. Si bien no se conocen militantes islámicos en el área.

Funcionarios estadounidenses sospechan que la región provee ayuda financiera a extremistas en otras partes.