El elegido del presidente Bush para dirigir la CIA, Porter Goss, tiene décadas de experiencia con la comunidad internacional.

Un graduado de la Universidad Yale, Goss pasó dos años trabajando en el área de inteligencia del ejército estadounidense, antes de servir en la CIA desde 1962 a 1971.

Goss ha revelado poco sobre sus años en la CIA, pero alguna vez declaró al diario The Washington Post que hizo interpretaciones de fotografías durante la crisis de misiles de Cuba en 1962.

A principios de la década de 1970, una infección bacterial que casi le causa la muerte, lo obligó a retirarse a la isla Sanibel, en Florida, donde se involucró en la política local. En 1988 se presentó como candidato al Congreso federal y ganó.

Como presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Goss ha liderado los esfuerzos legislativos para investigar las fallas de inteligencia que condujeron a los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Porter Goss, tiene 65 años de edad, está casado y tiene cuatro hijos.